Apúntate a la tendencia de las puertas lacadas

Las puertas lacadas son tendencia en todo el mundo. Este tipo de puerta combina a la perfección con cualquier tipo de suelo y paredes por lo que siempre es una decisión acertada a la hora de definir el estilo que quieres en casa. Podemos usar puertas lacadas tanto en  puertas de paso como armarios. Modelos lisos, fresados, rebajes, molduras, cualquier modelo de puerta es posible.

Sin embargo, para hacer bien nuestra elección no sólo debemos atender al diseño; aún más importante si cabe es saber que los elementos que la comprenden cumplen con nuestras expectativas. Para ellos, te dejamos varios aspectos a tener en cuenta.

Tipos de puertas lacadas según su composición interior

Entre las distintas composiciones de las puertas de interior encontramos:

Puertas semi macizas: Son las puertas cuya estructura está compuesta por un interior de porexpan interior y chapa en DM de 10mm. Todo recercado con madera maciza. Ofrece gran capacidad de resistencia y aislamiento. Son las más demandadas del mercado. Su peso está entre los 30 y 35 kilos.

Puertas macizas DM: Son las puertas cuya estructura está formada completamente por DM de 35mm. Ofrece una resistencia y aislamiento de alto grado. Su peso oscila entre los 55 y 60 kilos. El inconveniente es la facilidad para que se tuerzan y el sufrimiento de los anclajes al soportar tanto peso.

Exteriormente, se les aplica laca que no es otra cosa más que un producto pigmentado termoplástico que varía con la temperatura, es decir, cuyo mecanismo de secado es generalmente por evaporación de sus disolventes, dando un acabado de aspecto liso y duro, sin veta.

Durante proceso de lacado es importante cuidar cada detalle para que el resultado sea óptimo: evitar la adherencia de partículas de polvo o que la laca amarillee con el paso del tiempo.

Esta superficie ofrece mucha facilidad en su mantenimiento y limpieza: un paño con agua y un poco de jabón y estará como nueva.

Si con el uso continuado se produce un pequeño arañazo, podemos disimularlo aplicando unos bolígrafos especiales que encontraremos para tal fin. Aunque puedes elegir multitud de colores para lacar tus puertas, la reina es sin duda la de color blanco nieve.

A la hora de decidirte debes saber que los colores claros ofrecen  luminosidad y amplitud al espacio. Por el contrario, los colores oscuros nos aportan elegancia y sobriedad.

Sea cual sea la elección, debes asegurarte que la calidad de los materiales y lacas sean de calidad óptima para que tu puerta sea duradera. No obstante, por increíble que sea nuestra puerta es necesario que el montaje de la misma se lleve a cabo por profesionales que nos asegurarán un buen funcionamiento y uso.

¿Te ha gustado el artículo? Pues compártelo para que mas gente disfrute de el:

Suscríbete a nuestra Newsletter
Recibe información exclusiva, consejos y promociones.
Respetaremos tu privacidad

neiku@neiku.es

Avda. Miguel Cuenca Valdivia, 6

14900 Lucena (Cordoba)

957513702